DIABETES EN PERROS Y GATOS

azucarEl azúcar se transporta en la sangre y de este modo llega a los músculos, la grasa y a las células hepáticas . Su función: utilizarla como energía. La hormona que controla el azúcar en sangre es la insulina, producida por el páncreas.  

En el caso del diabético el páncreas produce poca insulina y por tanto el nivel de azúcar se eleva excesivamente (hiperglucemia). La solución para bajar el nivel elevado de azúcar será elevar el nivel de insulina mediante aportación externa.

Si a tu peludo le ha salido el marcador alto un día NO SIGNIFICA que sea diabético. Para este diagnóstico habrá que hacer lo que se llama “la curva de glucosa” y posteriormente valorar. Y si además es un gato, SIEMPRE tienen la glucosa alta si está estresado y como bien sabéis los que convivís con felinos, el mero hecho de ir al veterinario les estresa, así que con los gatos hay que ser extremadamente prudente en el diagnóstico.

0007645569q-849x565

La mayoría de los animales diabéticos presentan un cuadro caracterizado por polidipsia (necesidad exagerada de beber), poliuria (abundante orina) y a pesar de tener apetito normal, pérdida de peso y por tanto peor aspecto y calidad del pelaje. Además puede ser también habitual hepatomegalia (aumento del tamaño del hígado) y cataratas.

 

bebe en exceso, come bien pero adelgaza


El diagnóstico de la enfermedad se basa en el cuadro clínico y pruebas diagnósticas

La base para el control de la diabetes será:

  • Alimentación. La dieta más adecuada para los gatos será baja en hidratos de carbono y alta en proteínas. En los perros será con un alto contenido en fibra si bien no es siempre la primera opción ya que si el perro está demasiado delgado, antes habrá que asegurar el aumento de peso.
  • Insulina.

Consideraremos remisión de la enfermedad a la normalización de la glucemia junto con la desaparición de los síntomas y de la glucosuria (presencia de glucosa en la orina).

diabetes-blood-sugar-diabetic-medicine-46173En esta enfermedad es quizás más importante que en otras la colaboración y buena comunicación con tu veterinario ya que gran parte del éxito tiene que ver con la administración de la dosis de insulina y el suministro de comida en la cantidad y veces que tu veterinario te indique a lo largo del proceso ya que el tratamiento se irá ajustando. Aprenderás a manejar la insulina, poner inyecciones subcutáneas, los distintos tipos de insulina, realizar el control de la glucosuria mediante tiras de orina e identificar hipoglucemia (bajada de azúcar).

 

Aprenderás a manejar la insulina, poner inyecciones subcutáneas, realizar el control de la glucosuria mediante tiras de orina e identificar hipoglucemia


Una curiosidad: En las hembras diabéticas te recomendaríamos su inmediata esterilización ya que con frecuencia se pierde el control de la diabetes durante el período de celo.

Los animales diabéticos controlados por el propietario y el veterinario tienen una excelente calidad de vida y su esperanza de vida será igual a la de cualquier otro animal no diabético.

One Response so far.

  1. Gema Lara dice:

    Tengo muy perra diabética y también tiene el síndrome cushing la he ingresado dos veces con la glucosa disparada y la verdad y conmw comida húmeda diavwtitixa ya me d miedo llevarla al hospital, me he dejado mucho dinero, y mi perra sigue igual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *